Momento soñado

Más chubasco. El timón se pierde. Fijamos rumbo. Llevo el remo de proa.
Arribamos a una playa de piedras (…) Me quedo en el bote último, vaciándolo. Salto. Dicha grande.

Diario de campaña, 11 de abril de 1895