Mariana

(…)y todavía tiene manos de niña para acariciar a quien le hable de la patria (…) “Y a los que en nombre de Cuba la van aún a ver, les sirve con sus manos y los acompaña hasta la puerta”

“Antonio Maceo”, Patria, Nueva York, 6 de octubre de 1893.