Para mi amigo sincero.

“… la propia grandeza no es más que el deber de acrecentarla con nuestras labores. Recibir dones sumos no es más que contraer el deber de cultivarlos (…)” ¿quién tiene alas, las deja caer en tierra?”.

“Francia”, La Opinión Nacional, Caracas 1882.